Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra [Política de Cookies] Aceptar cookies

Arroz en Thermomix

Ese chisme con botones de nave espacial que tiene un batallón de defensores acérrimos sale más que airoso de la prueba de la cocina tradicional. Por muy lejano que parezca de una cazuela de toda la vida, ha demostrado ser un aliado de lujo para hacer potajes, sofritos, purés, salsas, y toda clase de preparaciones del recetario de siempre manteniendo el sabor más auténtico, y ahorrándonos por el camino las tareas más tediosas.

Las ventajas de poder pesar ingredientes, controlar el tiempo y despreocuparse durante las cocciones son oro puro cuando preparamos arroz, un alimento muy agradecido pero al que hay que saber tratar. Claro que contando con un invento tan como este y un arroz que no se pase, la cosa se vuelve mucho, pero que mucho más sencilla. Pero además de conseguir platos siempre en su punto, este matrimonio tan feliz tiene mucho más amor que dar. ¿Quieres conocer todas las posibilidades de la peculiar pareja? Sigue leyendo...

Hoy comemos...

arroz caldoso marisco

Si eres cocinillas, lo sabes: en la lista de ingredientes versátiles en la cocina, el arroz se lleva la palma. Sirve como entrante, como acompañamiento, como plato principal, y por supuesto como postre. Y es tremendamente agradecido: con un poco de maña, puedes hacerte un arroz con prácticamente cualquier cosa que tengas en tu despensa o en tu nevera.

Basta con conocer las proporciones y los tiempos necesarios para que quede perfecto. Para esto ayuda mucho elegir una variedad que siempre quede en su punto, como Sabroz, que además tiene la ventaja de que absorbe muy bien el sabor del resto de los ingredientes, con lo que siempre queda más rico. A partir de aquí, crear tu propia receta favorita es una actividad muy recomendable, especialmente por lo que se disfruta en el proceso de investigación.

Cuando hablamos de comer arroz, generalmente pensamos en un plato de arroz con algo. Sin embargo, es también lo que se dice un secundario de lujo.

Cuando no es protagonista, es capaz de enriquecer las recetas, brillar como acompañamiento o incluso servir como ingrediente de apoyo para dar textura a cremas, salsas y guisos. Por ejemplo, la cocina tradicional, tan humildemente sabia en cuestiones de nutrición, acostumbra a juntar en ollas y cazuelas las proteínas de las legumbres y de los cereales (arroz o pasta), completando su aporte nutricional para obtener proteínas de alto valor biológico. O, en palabras más llanas, para montarse un pedazo de plato completo a la chita callando, sin echar mano a la carne o al pescado.

Ahora ya sabes por qué añadir arroz al potaje o a las lentejas no es rico sólo para el paladar. Y si estás pensando que sube mucho el recuento de calorías, despreocúpate. El arroz aporta sobre todo minerales e hidratos de carbono, pero prácticamente nada de grasa. Completar tu plato con este alimento lo hará más nutritivo, pero no más pesado.

Seco, meloso o caldoso, siempre delicioso

Queda claro que el arroz es estupendo como secundario discreto y resultón. Ahora que para disfrutar de verdad, nada como un buen plato de arroz. Thermomix hace mucho más fácil la tarea de variar comiendo arroz tan a menudo como quieras: con verduras, con carne, con pavo, con pescados o con marisco... caliente o en ensalada, siempre delicioso y en su punto. Las posibilidades son infinitas. Y cocinando en Thermomix todo son ventajas. Puedes preparar recetas de toda la vida, o innovar con un arroz verde. Si lo que te apetece es un arroz meloso o cremoso, Thermomix es tu mejora amiga, porque estas recetas requieren moverlas constantemente para que el almidón se suelte y la textura quede untuosa y suave. Olvídate de darle vueltas a tu risotto, ponte un Campari y deja que ella se ocupe

Échale arte

No se vayan todavía… ¡aún hay más! El arroz no sólo puede nutrirte y mineralizarte, también es materia prima de la buena para ser creativos con el menú. Croquetas de arroz, hamburguesas de arroz, verduras rellenas de arroz, recetas exóticas, currys... Aventúrate y disfruta sorprendiéndote cada día con los ingredientes de siempre. Y claro está, mención especial a los postres con arroz. ¿En plural? Sí señor, porque en el terreno del dulce hay vida más allá del arroz con leche. Si además ahorras tiempo usando tu thermomix, no hay excusas para cocinar distinto con los ingredientes de siempre.

Tú te lo guisas

A las ventajas de cocinar arroz –o cocinar con arroz– se suma un buen puñado de trucos y atajos si contamos con una thermomix para la misión. Gracias a ella podemos despedirnos de vigilar las preparaciones o de estar pendientes de removerlas, algo muy útil cuando preparamos ciertos platos. Por esta razón, la receta de arroz con leche en thermomix es una de las más populares entre los aficionados a esta herramienta. Para sacarle todo el jugo a esta pareja de héroes de la versatilidad, puedes empezar por aprenderte algunas claves del arroz en la cocina. Convertirte en un McGyver del arroz en thermomix sólo te llevará leer a velocidad cuchara los siguientes párrafos:

La clave para que un arroz quede rico

Es que tenga sabor y que esté en su punto. Para lograrlo debes combinar con maestría ingredientes sabrosos y tiempos de cocción adecuados. O puedes ayudarte con una variedad de arroz que hace la vida más fácil, como Sabroz, que coge bien todo el sabor y siempre queda perfecto.

Contar con un buen fondo o un fumet es una base estupenda

Para cualquier plato principal de arroz. Aprovecha tu thermomix para prepararlo sin necesidad de manchar una cacerola.

El caldo es el que nos da el punto de jugo

Para un arroz seco necesitarás dos partes y media de líquido por cada parte de arroz: a partir de ahí, aumenta la proporción para obtener un arroz meloso o un arroz caldoso.

El tiempo es importante

El arroz alcanza su punto cuando lleva entre 18 y 20 minutos hirviendo en el líquido de cocción –caldo o agua. En muchas preparaciones se recomienda dar demás unos minutos de reposo justo después. Recuerda que una vez hecho deberás servirlo inmediatamente para que no se pase. A menos que uses Sabroz, entonces puedes relajarte.

Ahora que ya sabes qué hay que tener en cuenta para que el arroz quede bien, verás lo útil que es la ayuda de tu thermomix para que quede sencillamente alucinante:

arroz-thermomix-haciendo-caldo
arroz-thermomix-sofrito_K2F6182ret
arroz-thermomix-arroz-ZK2F6164ret
arroz-thermomix-caldo-ZK2F6163ret

Paso a paso arroz con carrilleras en Thermomix

Es muy sencillo acertar con la proporción de caldo y arroz utilizando el cubilete como medida. Esto es muy importante para dar el punto perfecto al arroz, tanto si buscamos hacerlo seco, meloso o caldoso.

En menos tiempo y sin engorros. Puedes utilizar tu thermomix para hacer el caldo, luego el sofrito y cocinar el arroz al final, con lo que usando muy pocos utensilios te marcas una receta de altura.

Es estupenda para hacer un risotto sin esfuerzo

O un arroz con leche. O cualquier otra receta en la que busquemos esa textura cremosa tan apetitosa: la mariposa se encarga de mover constante y suavemente el arroz, liberándonos de la necesidad de “trabajarlo” a mano para conseguirla.

Permite controlar muy bien los tiempos

Algo importante para dar con el punto del arroz. Para esto también ayuda elegir arroces como Sabroz, que siempre queda en su punto y no se pasa, especialmente si no vamos a comerlo inmediatamente.

Cocina sin que estés presente

Dejar tu sofrito haciéndose despacito o tu risotto perfectamente atendido mientras tú haces otras cosas dentro o fuera de la cocina simplifica enormemente la tarea de cocinar arroz.

Eleva el concepto batidora a otro nivel

Cualquiera que tenga una Thermomix sabe que con ella las cremas y salsas son otra película. Hacer postres cremosos con arroz o apuntarse a la moda de las bebidas, los licuados y los batidos de arroz nunca ha sido tan fácil y suave al paladar.

Consejos

El arroz es una fuente inagotable de ideas y oportunidades para disfrutar a tope comiendo bien. Justo como la thermomix. Combinados, son ya una locura. Toma nota:

Deja que el arroz se ocupe

Una de las ventajas de usar thermomix es no tener que preocuparse por los tiempos. Usa un arroz que no se pase, como Sabroz, y alarga los entremeses tanto como te apetezca.

Arroz también entre semana

Si te encanta el arroz pero no tienes tiempo para cocinarlo en días de diario, prepara con antelación el sofrito y el caldo en tu thermomix, reservándolos en la nevera o el congelador. Calentar, agregar el arroz y servirlo recién hecho será cuestión de poco más de veinte minutos.

Aprovecha las posibilidades de Varoma

Si cocinas arroz en el vaso y mientras haces al vapor verduras o pescados, los jugos suelten se incorporarán al arroz. Eso sí, elige uno que los absorba bien (Sabroz, por ejemplo). O al revés: puedes cocer el arroz al vapor en el cestillo mientras preparas el plato principal en el vaso.

Donde comen dos comen tres

No hay madre que se precie que no conozca esta inmensa ventaja de cocinar arroz: ¿que se presenta alguien a comer de improviso? Un puñadito extra a la cazuela y listo. Eso sí, si tiras de este comodín acuérdate de aumentar el líquido proporcionalmente.

Utiliza el cubilete para medir

Te proporcionará una medida exacta, fiable y siempre a mano para calcular la cantidad de arroz y de caldo.

Ojo con el sofrito

Para que el sofrito te quede bien y se haga en menos tiempo, destapa tu Thermomix y facilitarás que se evaporen los líquidos.

Añade arroz para espesar salsas y cremas

La fécula que contiene el arroz es un aliado genial para dar un más de cuerpo a las preparaciones (salsas de acompañamiento, cremas de marisco…) sin alterar su sabor. Utilizarlo es muy sencillo: agrega un poco de arroz a la preparación, déjalo cocer bien y tritura. Gracias a Thermomix, la textura te quedará además muy cremosa y fina.

Seguro que con estos consejos se te han ocurrido otras maneras de aprovechar tu Thermomix para hacer tus recetas de arroz favoritas. Y si no se te ha ocurrido nada, ponte a cocinar, ¡nada más inspirador!

 

Recetas para Cocinar Arroz con El Arrocetario

El Arrocetario es un espacio donde los bloggers más brillantes ofrecen sus mejores recetas de arroz, nos dicen cómo prepararlo y cómo cocinarlo. ¿Quién nos apoya?, no podía ser otro, Arroz Brillante :)

Conoce a nuestros bloggers Saber más de El Arrocetario